prato-plaza-cerceri

Son innumerables los lugares que ver cerca de Florencia en La Toscana, ya que esta región es inmensamente rica en destinos, paisajes y patrimonio: su eterna rival, Siena; la coqueta Lucca; el Arezzo de La Vida es Bella; el skyline medieval de San Giminiano; la bellísima Montepulciano; la escarpada Volterra; la región vitivinícola de Chianti…. La lista es simplemente interminable.

Pero hoy queremos descubrir Prato, una ciudad muy cerca de Florencia, a escasos 15 kilómetros, que merece la pena visitar para los que tengan tiempo suficiente o simplemente quieran enriquecerse al conocer un nuevo destino en nuestro viaje a Florencia.

Hallaremos en Prato una ciudad con un gran legado artístico e histórico que nos permite hacernos una idea de su importancia durante la Edad Media y el Renacimiento. Debido a su cercanía con la omnipotente Florencia, Prato siempre está a su sombra, pero no por ello debemos dejar de conocer la que es una de las ciudades más interesantes de la Toscana.

prato-castillo-2
Cine de verano en el interior del castello dell Imperatore

En la actualidad, Prato es la segunda ciudad más poblada de la región, solo por detrás de Florencia, y combina su relevante patrimonio histórico con su actividad industrial textil, siendo el centro textil más importante de Europa. Su producción artesanal de zapatos y otros productos de cuero son conocidos internacionalmente.

Además, sus museos permanecen abiertos los lunes, día en el que los museos de Florencia cierran, atrayendo así a los turistas de la capital toscana.

Cómo llegar a Prato

En coche

El trayecto es fácil y rápido, por la carretera A11 durante unos 20 minutos. Para aparcar, la mejor opción es acercarnos lo máximo posible a la zona antigua sin entrar en ella. No tuvimos problema en encontrar aparcamiento, las zonas son de pago pero este no es caro.

En tren

Existen trenes constantemente desde la estación de Florencia Santa Maria Novella hasta Prato Centrale. El trayecto dura alrededor de 20 minutos (hay varias opciones de trenes).

 

Qué ver en Prato

Comenzamos nuestro recorrido por Prato entrando a través de una de las puertas de sus murallas. La ciudad antigua de Prato está delimitada dentro de un recinto amurallado hexagonal con uno de los trazados medievales más interesantes de toda Italia.

Nuestro primer descubrimiento es la piazza delle Carceri, donde nos topamos con dos de sus edificios más impresionantes:

Iglesia de Santa María delle Carceri

prato-cerceri
Exterior de la iglesia de Santa Maria delle Carceri

Considerada como una obra maestra del Renacimiento temprano, construida por encargo de Lorenzo de Medici a Giuliano Sangallo, su arquitecto favorito. El origen de esta iglesia parte la visión de un niño de Prato que vio la imagen de la Virgen y El Niño cobrar vida, en las paredes de las prisiones de Prato, edificio que ocupaba el lugar donde ahora se erige esta bella iglesia. Filipo Brunelleschi se inspiró en este edificio para construir la capilla Pazzi, que podemos conocer dentro de la basílica de la Santa Croce, en Florencia. El exterior de la iglesia cuenta con la característica bicromía de mármol verde y blanco del Renacimiento toscano. El interior está dominado por una atmósfera solemne renacentista, decorado por artistas de la talla de Domenico Ghirlandaio o Andrea della Robbia.

Castillo del Imperatore

prato-castillo
Plaza del Carceri, con vistas del castillo y la iglesia de Santa María Carceri

En la misma piazza delle Carceri, junto a la iglesia de Santa María delle Carceri encontramos este impresionante castillo medieval de aires alemanes, construido entre los siglos XII y XIII por encargo de Frederik II von Hosenstaufen. Se puede entrar al castillo de forma gratuita, y a través de la parte alta de sus muros podremos disfrutar de una vista panorámica 360° de la ciudad de Prato y de sus paisajes colindantes. Sin duda, uno de los lugares imprescindibles que conocer en Prato.

prato-castillo-3

 

prato-castillo-2
Vista de la iglesia de San Francisco desde el castillo del Imperatore

Catedral de San Stefano

prato-dumo-stefano
Duomo o catedral de Prato

Ubicada en la plaza del Duomo. Sus orígenes se remontan al menos al siglo X como parroquia de San Esteban, aunque la que vemos actualmente se construye entre los siglos XI y XV, cuyo púlpito fue realizado por Donatello y Michelozzo. Es un templo tremendamente tranquilo.

prato-duomo
Nave central de la catedral de Prato

Palazzo Pretorio

palazzo-pretorio
Exterior del palazzo Pretorio en Prato, Italia

Edificio civil de forma cuadrada de estilo románico y gótico. Construido entre los siglos XIII y XIV a través de la fusión de distintas torres que a día de hoy se pueden apreciar entre las torres primitivas y posteriores. Es uno de los edificios más emblemáticos y característicos de Prato.

Alrededores de la piazza del Comune y palazzo Comune

Recomendamos pasear por toda esta zona del casco antiguo de la ciudad para disfrutar de su ambiente tranquilo, relajado y agradable que nos irá descubriendo una bellísima arquitectura, numerosos cafés y negocios locales.

prato

Con esta escapada a Prato conoceremos un poco más la inmensa riqueza de la Toscana, que nos llevará a nuestro próximo destino: la sorprendente ciudad de Lucca. ¡En breve en Suspiros Magazine!

Suscríbete

Recibe nuestros artículos en tu email

2 comentarios

  1. Que bella Prato, antiquísima yo soy Pratto Victoria Eulalia, pienso que mi bis abuelo era italiano ANTONIO PRATTO que hermosa estar cerca de Florencia.

    1. Hola Victoria Eulalia, gracias por tus palabras 🙂 Si aún no conoces Prato, te recomendamos que vayas, es preciosa. Esperamos seguir viéndote por aquí, ¡un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando, está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Haga clic en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies